De cárcel a museo: conozca la historia del Museo de los Niños

Si hay un edificio paradójico en Costa Rica es el del famoso Museo de los Niños, lo que fue una oscura cárcel cargada de terror se convirtió en un recinto de risas y colores. Su historia es de esas tan únicas que solo pasan en tiquicia. Como está pronto a ser iluminado quisimos traer a memoria su curiosa historia

1100
0
Compartir
Foto tomada de FB Museo de los Niños CR

El Castillo de los Sueños, así se le conoce al edificio que albergó la Antigua Penitenciaría Central. Y es que si hay un edificio paradójico en Costa Rica es el del famoso Museo de los Niños, ya que lo que fue una cárcel cargada de terror se convirtió en un recinto de risas y colores. Su historia es de esas tan únicas que solo pasan en tiquicia.

Y es que la famosa “Peni” como era conocida la Penitenciaría se convirtió en 1994 en el único museo interactivo del país, dedicado a los niños. Sin embargo, pocos conocen su historia y por eso quisimos traerla a memoria.

Por 70 años este lugar sirvió como sede de la antigua Penitenciaría Central de San José. Fue construida en 1909 y en aquel momento el costo de su construcción sumó ¢587.424.

En 1948, a causa de la guerra civil muchos presos políticos fueron a parar a “La Peni”, por lo que a partir de 1950, la prisión empezó un período crítico de deterioro. La cárcel que fue diseñada para 350 personas albergaba a más de 1000, y las condiciones higiénicas y humanas en las que vivían eran deplorables.

Foto tomada de La Nación
Foto tomada de La Nación

Lea también: Fotos antiguas: El San José de ayer

A las autoridades la situación se les salió de las manos, la promiscuidad, drogas, suciedad, falta de agua y malas condiciones de infraestructura hicieron que al  edificio se le llamara “vergüenza nacional” y justo la polémica de despertó su mal funcionamiento hizo que el 20 de diciembre de 1979, durante el gobierno de Rodrigo Carazo, se cerrara.

Tras el cierre, la cárcel quedó en abandono, y fue durante la administración de Rafael Ángel Calderón Fournier, en 1994, que la exprimera dama, Gloria Bejarano, impulsa el proyecto de convertirlo en un museo para niños

El 27 de abril de 1994, se realizó el acto de apertura del museo que contaría con exhibiciones dedicadas a la población infantil y sus familias.

De pasillos oscuros, con frías celdas que guardaban dolor, tristeza y desesperación, pasó a ser un edificio que comparte todas las sonrisas y alegrías de quienes lo visitan.

Lea también: Historia y curiosidades detrás de La Catedral de San José

Por lo general, todos los museos se rigen bajo la normativa “ver y no tocar“, sin embargo este lugar adaptado para niño, mantiene el lema “la magia de aprender jugando“, por lo que el juego en el aprendizaje, la creatividad, la espontaneidad, la libertad para expresarse, la interacción social y la curiosidad son algo muy común en este lugar.

Para los encargados del Museo, el objetivo principal de la institución, es contribuir a la formación de seres humanos críticos, dinámicos, creativos y participativos, mediante el fomento de valores y la puesta en marcha de actividades complementarias a la educación formal.

Este edificio de más de 100 años, ubicado en el centro de San José, cuenta con más de 4000 metros cuadrados, y es el único museo interactivo del país, el cual recibe un promedio de 300.00 personas anualmente.

Un lugar para niños y grandes

Actualmente el museo cuenta con 40 salas interactivas, que pueden disfrutar tanto grandes como pequeños.

La casa de las torrejas, la sala de la Tierra con el simulador de temblores, la sala Mundosaurio, Costa Rica su Tierra y su gente, el Estudio de Televisión, El Súper Inteligente y Juguemos al Arqueólogo, son algunas de las salas que usted podrá disfrutar en el castillo de los sueños.

Lea también: Historia y curiosidades detrás del Teatro Nacional

Un lugar en pro del bien social

El objetivo principal de la institución, es el fomento de valores y la formación de seres humanos participativos, por eso desde el 2010, trabajan en el proyecto Kallöm, “se trata de una propuesta educativa aplicada al Museo de los Niños que atiende desde el año 2010 a niños y jóvenes de poblaciones en vulnerabilidad social. Mediante dinámicas participativas y juegos, se les brinda apoyo integral en áreas como las habilidades sociales, psicológicas, emocionales, de sana convivencia y se potencia en ellos sus virtudes y capacidades, para que luchen para alcanzar sus sueños, más allá de los obstáculos que se les puedan presentar en la vida“, manifestó Ronny Jiménez, jefe de prensa del lugar.

Lea también: Cuando 17 ticos quisieron ir de excursión a la Luna

En la actualidad los alumnos del Oratorio Don Bosco de Sor María Romero, son los que disfrutan de este proyecto, sin embargo en la institución tiene pensado extenderse a otras instituciones que trabajen con menores en riesgo social

Otra de las iniciativas que tiene el museo, es que le permite la entrada gratuita para que puedan disfrutar de las salas, durante todo el año, a más de 30.00 menores que viven en riesgo social.

Las instalaciones del lugar se alquilan para eventos corporativos, como rallys empresariales, fiestas infantiles y talleres educativos, como un servicio que brinda el Centro Costarricense de Ciencia y Cultura, que también alberga la Galería Nacional, el Auditorio Nacional, Crea+ el área de los jóvenes y el Torreón Centro de Eventos.

Navidad en el castillo de los sueños

Durante la época navideña, la iluminación de la Fachada del Museo de los Niños, es una de las actividades, que causa más locura entre la población, y en el que se pueden observar, gran cantidad de familias disfrutando del espectáculo.

Lea también: Guía de museos en San José

Según la oficina de prensa del Museo, más de 12 mil personas disfrutan de forma gratuita de la tradicional iluminación, con un mágico y colorido espectáculo, que ilumina no solo la fachada del histórico castillo; sino también el cielo de la capital con un majestuoso juego de pólvora.

Para este año, la actividad se tiene planeada el 1 de diciembre, a partir de las 6:30pm, el espectáculo tendrá una duración de una hora y entre las actividades se pretende dar a conocer es: cómo se celebra la navidad en otras partes del mundo, además de baile, teatro, videomapping, personajes de fantasía, la iluminación de más de 4 mil bombillos que decoran la fachada y juego de pólvora para el cierre, desde las 2:30 pm se podrá llegar al lugar y observar las diferentes dinámicas que tendrán.

Si hace mucho usted no visita este lugar, aproveche alguno de los fines de semana o las vacaciones y vaya a disfrutar con su familia en el castillo de los sueños.

Resultado de imagen de icono horarioHorario: De martes a viernes de 8:00am a 4:30pm. Sábados y domingos de 9:30am a 5:00pm. (Boletería Cierra una hora antes).

Resultado de imagen de icono colonesCosto de la entrada: El costo de la entrada al Museo tiene un valor de ¢2.000 colones niños y niñas, y ¢2.200 mayores de 15 años.

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta