Este vídeo revela lo “chiva” que es La Sabana y que a veces no admiramos

¿Quién no tiene un recuerdo de infancia, una anécdota familiar al estilo "come huevo"o hasta una historia de amor en La Sabana? Pues las 72 hectáreas de La Sabana guardan cientos de historias y reciben a unas 30 mil personas cada semana. Por eso salimos a grabar "Un Día en La Sabana" y terminamos enamorándonos del "parque de los costarricenses" Véalo y enamórese usted también

846
0
Compartir

Fue el primer aeropuerto de Costa Rica, es cuna de nuestro amado Estadio Nacional, el pulmón de la capital y el vivo reflejo de las tradiciones ticas…hablamos del Parque Metropolitano La Sabana.

¿Y es que quién no tiene un recuerdo de infancia, una anécdota familiar al estilo “come huevo”o hasta una historia de amor en La Sabana? Pues las 72 hectáreas del parque guardan cientos de historias y reciben a unas 30 mil personas cada semana.

Pasarla en familia, correr, patinar, practicar zumba, pescar, caminar o simplemente relajarse, La Sabana es un parque versátil que ofrece una cantidad de actividades  culturales y recreativas que a veces ni los mismos ticos conocemos bien.

Lea también: Disfrute los festivales culturales en San José

Según datos del Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación ICODER, semanalmente más de 30 mil personas visitan el parque para aprovechar las diversas actividades que le ponen color a los días. 

Por eso salimos a grabar “Un Día en La Sabana” y terminamos enamorándonos del “parque de los costarricenses”, nos topamos con niños respirando la bendición de haber nacido bajo cielo tico, familias compartiendo “un gallito” con sabor a comida casera, ticos “emponchados” y emprendedores que no le dicen NO al trabajo, valientes que sudan la gota gorda y un sin fin de rostros que son reflejo del “Pura Vida” que tanto nos caracteriza.

El tatuaje histórico de La Sabana y sus curiosidades

No se puede hablar de La Sabana sin darse un viaje al pasado y conocer su historia, y es que estos más de 1300 metros cuadros han guardado una historia que marcan el progreso los costarricenses.  

Siempre es bonito echar una mirada atrás y entender la historia que nos pisa los talones, de dónde venimos y las anécdotas que nos construyeron.  Por eso, decidimos devolver unas cuantas hojas del libro de su historia para entender el origen de nuestro emblemático parque.

la-sabana

Para ello hay que hablar del padre Manuel Antonio Chapuí de Torres, quien fue el primer párroco de San José y el heredero de unas 950 hectáreas de tierra que se extendían desde lo que hoy es los Hatillos hasta Montes de Oca y Zapote.

Antes de morir en 1783 el padre redactó un testamento que declaraba que donaba su tierra a todo aquel necesitado que las quisiera, con el objetivo de cumplir su sueño de poblar la ciudad de San José.

Lea también: Fotos antiguas: El San José de ayer

la-sabana-1917

Por supuesto lo logró, pero quizás de la forma menos esperada, pues la gente se apoderó de los terrenos sin ningún orden o sentido de solidadidad, por lo que muchos se dejaron grandes porciones de tierra sin que velara control. Fue hasta 1830 cuando el presidente Juan Mora Fernández decidió poner orden y proteger una extensión de tierra llamada Mata Redonda para que se dedicaran al recreo público como una gran Sabana. 

la-sabana-1916

Aunque aún no era bautizado como parque, ni se parecía al de hoy, desde mediados del siglo XIX y hasta principios del XX ya los ticos disfrutaban sus tierras para actividades recreativas como andar en caballo o hacer caminatas domingueras, también el ejercito usaba sus tierras para hacer practicas militares.

Lea también: Tour Histórico lo lleva a conocer el “San José de antes”

la-sabana-1933

En 1899 como la Estación del Ferrocarril se unía con Sabana muchos visitaban el parque para ver el tren pasar, también se puso de moda ya en 1915 “dominguear” en el llamado Bosque de los Niños un espacio donde cientos de escolares sembraron muchos árboles en lo que hoy es el espacio del Estadio Nacional. Justo cerca de esa zona se construyó un lago artificial que aún vive en el parque como tatuaje histórico.

Como los ticos empezaron a visitar el parque para “mejengear” con el tiempo el llano que usaban se convirtió en el espacio del Primer Estadio Nacional que en 1924 no era más que un redondel de madera.

Lea también: Vuelve el tour de cerveza artesanal por “Chepe”

la-sabana-futbol-1920

Con el tiempo los pastizales de La Sabana empezaron a ser el lugar de aterrizaje de aeronaves que se convertían en espectáculos para los josefinos y ya en 1936 León Cortés Castro lo convirtieron en el primer aeropuerto internacional de La Sabana que vivió en los pastos de La Sabana hasta 1948 cuando se pasó a el Llano del Coco, en Alajuela, donde hasta el día de hoy es el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría.

A partir de ahí las transformaciones le han convertido en el emblemático parque que es hoy, 1960 se inauguró el Gimnasio Nacional y empezaron a nacer las instalaciones deportivas que hoy reciben a decenas de atletas ticos y por supuesto sus pastos se hicieron el lugar favorito de los ticos que buscan un espacio verde en medio de la ciudad.

Colaboración de: Jorge Vargas

Lea también: Conozca los tours “a pie” y en “cleta” por San José

arte-guia-comercial-chepe

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta